Un historiador polaco acusa a los judíos de Europa de su destrucción

Varsovia – el profesor polaco  Krzysztofem Jasiewiczem determinó esta semana en una entrevista que “los alcances de los crímenes de los alemanes fueron posibles únicamente gracias a la participación activa de los judíos en el proceso del exterminio de su propio pueblo”. Si bien la comunidad judía de Varsovia elevó una enérgica protesta al respecto, el establishment polaco no se apresura a repudiar los hechos.

 

En Italia, una maestra de escuela le dijo la semana pasada a una alumna de origen judío que “si hubiese estado en Auschwitz hubiese prestado más atención en clase”. Sus compañeras de clase se unieron precisamente en su defensa y se negaron a continuar con la clase.

 

El profesor Jasiewiczem otorgó una entrevista al número del mes de abril del periódico “Focus – Historia”, dedicado en su totalidad a los hechos relacionados con el 70 aniversario del Levantamiento del Ghetto de Varsovia. Ello no impidió al docto profesor establecer que “sobre los resultados de la Shoah trabajaron generaciones enteras del pueblo judío”, subrayando que no tiene la menor intención de discutir sobre ese tema dado que “es una pérdida de tiempo dedicar energías al diálogo con judíos cuyo sentimiento de superioridad y el absoluto convencimiento que  tienen de ser el pueblo elegido los está llevando a la perdición”. A sus colegas historiadores que no se identifican con su forma de pensar los califica de “minusválidos intelectuales”. También establece que en el campo de las ciencias es necesario desvincularse de toda preferencia o simpatía y concentrarse en los hechos y en el derecho que asiste a cada uno de interpretarlos.   

 

prof. Krzysztofem Jasiewiczem

 

Jasiewiczem muestra en la mencionada entrevista una nueva interpretación del pogromo de Yedwabny, en el que los polacos encerraron a cientos de sus vecinos de origen judío en un granero, incendiándolo luego. El sabio historiador establece que “los habitantes del lugar por motivos de odio racial, sino por una auténtica sensación de miedo, el terrible miedo  que les infundía la población judía del lugar”. Es necesario señalar que los hechos que se mencionan tuvieron lugar durante la ápoca de la ocupación nazi.

 

Jasiewiczem es profesor de historia y miembro de la Academia polaca de Ciencias – una de las entidades más importantes en su género. Sus dichos despertaron todo un escándalo, mereciendo enérgicas voces de repudio en la mayoría de los medios de comunicación. El director en jefe de “Focus”, Michael Wiczyk, se disculpó ante los lectores y sostuvo que la intención del material publicado fue “llamar la atención de la comunidad científica respecto del antisemitismo manifestado por uno de los más conspicuos miembros de la Academia de Ciencias”. La academia no ha publicado aún reacción alguna. Su presidente se conformó con una declaración, como sigue: “es posible que el clima invernal haya influenciado negativamente sobre nuestro docto colega”. Por el contrario, la Asociación de Periodistas solicitó presentar cargos judiciales contra el autor de la nota, de acuerdo a lo establecido por algunos artículos de la ley que prohíbe la incitación a la xenofobia por motivos de nacionalidad, religión y raza – pero mientras tanto la Fiscalía General también decidió llamarse a silencio.

 

También en la iglesia católica no publicaron reacción alguna por lo sucedido. El profesor Jasiewiczem acusó en sus dichos a la iglesia porque a estar por él, en muchos casos la iglesia prestó ayuda a los judíos perseguidos y les permitió convertirse al cristianismo, proveyéndoles de los documentos necesarios y apropiados sin detenerse a constatar las verdaderas intenciones de los aspirantes al bautismo. En esa misma ocasión y en un solo aliento, recordó a sus lectores que “los israelíes asesinan a sus vecinos en el Medio Oriente y nadie abre la boca”.

 

Source: URL

Increase awareness:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on print
Print

Read this article in other Languages: