Los jóvenes judíos son víctimas de acoso en Europa, pero aún así expresan su identidad judía

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp
Share on print

Los jóvenes judíos europeos están más expuestos al acoso antisemita que sus padres y abuelos, por lo que un 45 % prefiere no darse a conocer como judío en el espacio público para evitar problemas, señala un informe emitido hoy por la Unión Europea (UE) en Viena.

Los resultados del estudio titulado «Jóvenes Judíos en la Europa Contemporánea» indican que el porcentaje de encuestados jóvenes que ha vivido experiencias de acoso antisemita es del 44 %, 12 puntos porcentuales más el que ciudadanos mayores, mientras que un 41 % asegura haber pensado en emigrar por no sentirse seguro en su país.

Para elaborar el informe, la Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea (FRA) ha evaluado los datos de 2.700 entrevistas a judíos de entre 16 y 34 años de edad en 12 países, entre ellos, Francia, Reino Unido, Alemania, donde vive un 96 % de la población judía de la UE.

Esos datos provienen de otro gran estudio sobre el antisemitismo que la FRA publicó a finales de 2018 bajo el título «Experiencias y percepciones del antisemitismo».

Según la agencia europea, un 80 % de los jóvenes encuestados considera que el antisemitismo es un problema en su país de residencia y cree que ha aumentado en los últimos cinco años.

También, un 81 % afirma que el racismo es un problema en su país, y un 74 % dice percibir en la sociedad un creciente odio hacia los musulmanes.

Mientras que un 81 % de los jóvenes encuestados declara su identidad judía como alta, un 95 % asegura que la memoria del Holocausto es el factor más importante para determinarla.

En cuanto al conflicto en Oriente Medio, un 85 % de los jóvenes judíos europeos asegura que al menos «de forma ocasional» se les acusa en su entorno de cualquier cosa que haya hecho el Gobierno del Estado de Israel.

Un 48 % de los encuestados siente además que su respectivo gobierno les protege de forma adecuada, aunque un 17 % considera que no se está combatiendo efectivamente el antisemitismo.

En un comunicado, la FRA asegura que la creciente intolerancia hacia los judíos europeos muestra «la necesidad urgente» de continuar con los esfuerzos concertados para enfrentar la vieja y persistente hostilidad hacia los judíos en Europa.

La nota cita a la comisaria europea de Justicia, Vera Jourova, expresando su «tristeza» por el miedo que sienten muchos jóvenes judíos por su seguridad en Europa.

«Queremos que los jóvenes judíos se eduquen en Europa con el sentimiento de pertenencia plena. El antisemitismo es una amenaza para nuestros valores europeos», asevera la comisaria checa.

Por su parte, el director de la FRA, Michael O’Flaherty, destaca que el «antisemitismo en Europa sigue siendo una mancha tozuda que se niega a desaparecer».

«Se lo debemos a todos los judíos, en particular a las futuras generaciones, erradicar este mal de una vez por todas con una acción coordinada en la UE y a nivel nacional, trabajando mano a mano con las comunidades judías», concluye el responsable de la FRA.

Se estima en 1,5 millones el número de europeos judíos, menos de una cuarta parte de los más de seis millones que había antes del Holocausto.