LOADING

Type to search

Deslegitimación Estados Unidos de América

UNIVERSIDAD DE MICHIGAN: UNA CLASE OBLIGATORIA COMPARÓ A NETANYAHU CON HITLER

Share
Source: Algemeiner

Ann Arbor, MICHIGAN – Una estudiante de pregrado en la Universidad de Michigan dijo que “estaba obligada a asistir a una conferencia abiertamente antisemita” el jueves, que comparaba al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, con Adolf Hitler.

Alexa Smith, estudiante de último año, dijo que la presentación era parte de la Penny Stamps Speaker Series, a la que los estudiantes de arte y diseño deben asistir.

La imagen, compartida por el profesor Emory Douglas, un diseñador gráfico que sirvió como ministro de cultura para el Partido de las Panteras Negras, etiquetó a Netanyahu y Hitler con el título “Culpables de genocidio“.

¿En qué mundo está bien que un curso obligatorio acoja a un orador que compara a Adolf Hitler con el Primer Ministro de Israel?“, preguntó Smith en una publicación de Facebook compartida el viernes.

Como Wolverine, asistí a esta conferencia horrorizada por el odio y la intolerancia que se escupe en nuestro campus“, continuó. “Como judía orgullosa de mi pueblo y mi tierra natal, presencié esta conferencia sintiéndome enfocada y difamada por ser tan mala como el hombre que perpetuó el Holocausto y asesinó sistemáticamente a seis millones de judíos“.

Smith, miembro del grupo universitario WolvPAC, cuyo objetivo es promover la relación entre Estados Unidos e Israel, dijo que su experiencia reciente no tiene precedentes.

Dos años antes, asistió a otra conferencia de Stamps con el dibujante de cómics Joe Sacco, quien “hizo referencias a que Israel era un estado terrorista y afirmaba explícitamente que los soldados israelíes no eran dignos de ser representados como seres humanos reales en su obra“.

Esta vez ya no me sentaré en silencio y permitiré que otros deshumanicen a mi pueblo y mi comunidad“, dijo Smith. “La administración está fallando repetidamente en responder con fuerza al antisemitismo, y por eso vuelve cada vez peor. Se debe trazar una línea y se debe trazar ya“.

Rick Fitzgerald, portavoz de la Universidad de Michigan, dijo a The Algemeiner que la conferencia de Douglas se centró en el “vasto trabajo” que produjo, sobre todo durante su tiempo en el Black Panther Party (Partido de los Panteras Negras).

Su presentación incluyó un video y cerca de 200 diapositivas con imágenes de su trabajo“, dijo Fitzgerald. “Presentó y discutió una amplia gama de temas, muchos de los cuales se centraron en la opresión de un pueblo en todo el mundo por parte de los poderes gubernamentales“.

El programa de Stamps es intencionalmente provocativo y somos claros con nuestros estudiantes al respecto“, continuó.

Parte de la introducción al evento incluye un descargo de responsabilidad que enfatiza la diversidad e independencia de los oradores, que la universidad no “controla ni censura“, agregó Fitzgerald.

Dijo que los estudiantes universitarios solo necesitan seleccionar y asistir a 10 de los 14 eventos programados de Stamps para recibir el crédito requerido.

El incidente se produce poco después de que un profesor de estudios digitales de la U-M, John Cheney-Lippold, rescindiera una oferta para escribir una carta de recomendación para un estudiante después de enterarse que quería estudiar en el extranjero en Tel Aviv.

El profesor, partidario de los boicots académicos contra el estado judío, defendió su posición en medio de importantes críticas, incluso del presidente de la universidad, quien rechazó los boicots a Israel y un regente que calificó de “antisemita” la conducta del profesor.

En respuesta a la controversia, un cuerpo docente ejecutivo en la escuela instó a los profesores la semana pasada a basar sus cartas de recomendaciones en el “mérito del estudiante“, una declaración que algunos criticaron por su ambigüedad sobre la acción disciplinaria. Tammi Rossman-Benjamin, directora de la Iniciativa AMCHA, un comité de vigilancia del antisemitismo en el campus que llevó a casi 60 grupos a condenar a Cheney-Lippold, calificó la declaración de “irrelevante“, señalando que no aclaraba si se penalizaría a algún miembro de la facultad que la violase .

Rossman-Benjamin estimó que “probablemente hay cerca de 2,000 profesores en todo el país que han respaldado alguna versión del boicot académico de Israel“, incluidos al menos dos docenas en U-M, algunos de los cuales desempeñan cargos de liderazgo en sus departamentos.