LOADING

Type to search

La lucha contra el antisemitismo Reino Unido de Gran Bretaña

Rabino Jonathan Sacks: Jeremy Corbyn es un antisemita peligroso

Share
Source: new statesman

“Esas declaraciones son divisivas y odiosas. Al igual que el discurso de Powell, socavan la existencia de un grupo entero de ciudadanos británicos al presentarlos como ajenos”.

En un discurso pronunciado en 2013, en el Centro del Retorno Palestino de Londres, Corbyn mencionó a un grupo de “sionistas” británicos: “Claramente ellos tienen dos problemas. Una es que no quieren estudiar historia y, en segundo lugar, habiendo vivido en este país durante mucho tiempo, probablemente toda su vida, tampoco entienden la ironía inglesa”.

“Sólo podemos juzgar a Jeremy Corbyn por sus palabras y sus acciones. Él ha dado apoyo a racistas, terroristas y traficantes de odio que quieren matar a judíos y eliminar a Israel del mapa. Cuando él insinúa que, por más tiempo que hayan vivido aquí, los judíos no son completamente británicos, está empleando el lenguaje del antisemitismo europeo clásico anterior a la guerra. Cuando se le reta con los hechos, cuya evidencia está ante nuestros ojos, primero niega, luego se equivoca y luego se ofusca. Esto es bajo, deshonesto y peligroso. Él ha legitimado la expresión pública del odio y otros seguirán por el mismo camino”, apuntó Sacks.

“Ahora, ante la memoria viva del Holocausto, y mientras los judíos son asesinados en otras partes de Europa por ser judíos, tenemos un antisemita como líder del Partido Laborista y la oposición de su majestad. Es por eso que los judíos se sienten tan amenazados por el Sr. Corbyn y los que lo apoyan”.

“Durante más de tres siglos y medio, los judíos de Gran Bretaña han contribuido a todos los aspectos de la vida nacional. Conocemos nuestra historia mejor que el Sr. Corbyn, y hemos aprendido que el odio que comienza con los judíos nunca termina con ellos. El abrazo de odio del Sr. Corbyn profana nuestra política y degrada el país que amamos”.

En una declaración emitida al Guardian el pasado viernes, Corbyn dijo que había empleado el término sionistas “en el preciso sentido político y no como un eufemismo para el pueblo judío” y agregó: “Ahora soy más cuidadoso en cuanto a cómo utilizar el término ‘sionista’ porque el término político autoidentificado ha sido secuestrado por los antisemitas como código para los judíos”.

Sacks fue entrevistado por New Statesman previo a su próxima serie de Radio 4 Morality in the 21st Century (Moralidad en el Siglo 21) en cinco episodios que comenzará el 3 de septiembre, en la que entrevista a pensadores como el filósofo político Michael Sandel, la filántropa Melinda Gates, el psicólogo Steven Pinker, el columnista del New York Times David Brooks, el empresario de AI Mustafa Suleyman y Jean Twenge, el autor de iGen.

Sacks mencionó tres componentes de lo que considera como el malestar de occidente: “las repercusiones del colapso financiero de 2008 y la falta de remordimiento, culpa o vergüenza por parte de los responsables”; “La pérdida de confianza en las instituciones”; y la “epidemia de depresión, ansiedad y estrés que afecta a los adolescentes de hoy”.

A pregunta expresa sobre la nueva Ley del Estado-Nación de Israel, que establece que el pueblo judío tiene “un derecho exclusivo a la autodeterminación nacional” en el país y elimina el estatus oficial d la lengua árabe Sacks dijo: “No soy experto en esto. Mi hermano lo es, yo no, él es abogado en Jerusalén, me dice esto no es apartheid, sino que sólo corrige una laguna… según entiendo, es un proceso técnico que no tiene ninguna de las consecuencias que se le han adjudicado”.

Sobre la paz en Oriente Medio dijo: “A pesar de que la mayoría de los israelíes han renunciado a la paz, si hubiese una luz en alguna parte, volverían a ella, porque los judíos no desearon volver a su tierra para hacer sufrir a otras personas, y eso se conserva en el corazón judío. No pierdo la esperanza, pero creo que se requiere una nueva generación de líderes”.