LOADING

Type to search

examinar

En Alemania, el antisemitismo se transformó en el fenómeno de corriente principal, según las conclusiones de un estudio

Share
Source: linguistik

Un estudio largamente esperado, llevado a cabo por la conocida experta en antisemitismo Monika Schwarz-Freisel, descubrió que la cantidad de contenido antisemita en internet creció de forma masiva en los últimos 10 años, penetrando en la corriente principal de la sociedad y se transforma cada vez con más extremismo.

El estudio publicado el miércoles, examinó 300.000 pantallas de contenido en línea que apareció en la red alemana entre los años 2014 a 2018, con acento en los medios de comunicación sociales. Durante el primer año del estudio, menos del 23% del contenido fue catalogado como antisemita. En el año 2017, ésta estimación creció a más del 30%.

En un estudio similar llevado a cabo por la Dra. Schwarz-Freisel en 2017, descubrió que sólo el 7,5 % del contenido en línea examinado era ciertamente antisemita, lo que atestigua de un aumento mayor al 22% durante la última década.

Los últimos resultados muestran no sólo marcado aumento en el contenido antisemita encontrado en la red, sino que también una tendencia de radicalización desde el punto de vista de la calidad del contenido. Por ejemplo, los comentarios antisemitas publicados como reacción a las noticias u otros artículos no sólo aumentaron en número sino también se transformaron en más violentos en su contenido.

El estudio fue financiado por la Asociación de Investigación Alemana, y los resultados fueron publicados hoy en una conferencia de prensa en la Universidad Técnica de Berlín donde la Dra. Schwarz-Freisel se desempeña como profesora de ciencias cognitivas.

“El antisemitismo se encuentra en todos lados en la comunicación por internet”, dice la Dra. Schwarz-Freisel. “El mismo se expandió y fortaleció en la era de la segunda generación de servicios en la red Web 2.0, en todo lo relacionado a conexiones en línea, fotografías, textos, canciones y películas”.

En realidad, las campañas contra el antisemitismo por sí mismas en las redes de comunicación sociales como Facebook, estimulan cantidades masivas de comentarios antijudíos. El treinta y ocho por ciento de los cometarios publicados en reacción a la campaña de Facebook en Alemania en 2014 cuyo título era “Nunca más odio contra los judíos” fueron en la realidad de contenido antisemita.

El estudio encontró que el antisemitismo en la red aparece en su mayor parte haciendo uso de estereotipos sobre el Estado de Israel.

La Dra. Schwarz-Freisel dice que se puede distinguir entre antisemitismo conecta al Estado de Israel y crítica legítima a Israel por una serie de términos definidos de manera clara y basados desde el punto de vista científico. Ella dice que hay muy pocas evidencias acerca de que los temores expresados frecuentemente según los cuales todas las críticas a Israel podrían parecer antisemitas sean ciertas.

“Se demostró científicamente que el antisemitismo conectado con Israel está basado en estereotipos antijudíos clásicos”, así reza la declaración de la Dra. Schwarz-Freisel y su equipo de investigadores.

Sorprendentemente, el estudio encontró que las declaraciones antisemitas disfrazadas como críticas a Israel aparecen frecuentemente con conexiones que no están relacionadas con el conflicto en el Medio Oriente.

El antisemitismo relacionado con Israel, según los investigadores, es especialmente preocupante porque se lo considera aceptable desde el punto de vista social y por lo tanto se encuentra con poca oposición por parte de la corriente principal y las elites en la sociedad. Esto causa que sea un factor central especialmente en la distribución y la mezcla de puntos de vista antisemitas.

Aún así, el antisemitismo conectado con Israel no es la manera más corriente de odio a los judíos en internet. El cincuenta y cuatro por ciento del material antisemita revisado por los investigadores se basó en las formas de expresión antisemitas convencionales, como por ejemplo “los judíos son los mayores enemigos de la humanidad”.

En contraposición a las suposiciones según las cuales el antisemitismo musulmán es en gran medida una reacción a los procesos políticos en Israel, se encontró que el antisemitismo musulmán se basa más frecuentemente en los estereotipos clásicos que en los temas relacionados con Israel.

De manera preocupante, el estudio muestra que el crecimiento total del antisemitismo en la red no es originado por factores externos. El significado de esto es que la falta de tolerancia hacia los judíos no está limitada a grupos marginados radicales que se  separaron del centro, sino que representa una verdadera penetración en la corriente principal de la sociedad.

Finalmente, el estudio encontró homogeneidad en las ideas antisemitas entre los usuarios de internet sin conexión a su pertenencia política o su medio ambiente ideológico, como testimonio del entrelazamiento del antisemitismo y su continuidad en la sociedad.