LOADING

Type to search

Propaganda

Líderes judíos criticaron la definición de antisemitismo que adoptó el Partido Laborista Británico

Share
Source: jpost

Los líderes de las comunidades judías europeas reaccionaron con enojo después de que el Partido Laborista Británico modificara una definición de antisemitismo.

El partido publicó su código de conducta sobre antisemitismo, basado en parte en la nueva definición de la Alianza Internacional para el Recuerdo del Holocausto (IHRA, por sus siglas en inglés). Sin embargo, en medio de una serie de revisiones, la nueva orientación del Partido Laborista declara: “No es antisemitismo referirse al ‘sionismo’ o ‘sionistas’ como parte de una discusión sobre el Estado israelí”.

Si bien el código explica que el antisemitismo es “inaceptable” en el partido, afirma que las críticas al Estado de Israel y sus políticas no deben considerarse automáticamente como antisemitas.

Además, los comentarios “polémicos” sobre Israel “no serán tratados como antisemitismo a menos que vayan acompañados de contenido antisemita específico… o por otra evidencia de intención antisemita”.

En una declaración de la Junta de Diputados y el Consejo de Liderazgo Judío, cuyos representantes se reunirán con el líder laborista Jeremy Corbyn y la secretaria general del Partido Laborista, Jennie Formby, a fines de este mes, los grupos afirmaron: “Los judíos deben determinar para ellos mismos lo que es el antisemitismo”.

La presidenta de la junta, Marie van der Zyl, y el presidente del Consejo de Liderazgo Judío, Jonathan Goldstein, afirmaron que era “imposible entender” por qué se negaron a adoptar la definición de la IHRA, que en su versión más completa incluye ejemplos sobre llamar a Israel un Estado racista.

“La comunidad judía del Reino Unido adoptó en su totalidad la definición de la IHRA, al igual que el Gobierno británico, la Asamblea galesa, el Parlamento escocés, 124 autoridades locales en todo el país y numerosos gobiernos en todo el mundo”, destacaron.

“Es imposible entender por qué los laboristas se niegan a alinearse con esta definición universal. Sus acciones solo diluyen la definición y erosionan aún más la falta de confianza existente que los judíos británicos tienen en su sinceridad para enfrentar el antisemitismo dentro del movimiento laborista”, agregaron.

Los líderes laboristas habían hecho pública su intención de modificar los ejemplos de trabajo de la IHRA, que fueron utilizados por los defensores de Israel para presionar por la cancelación de las actividades de la “Semana del Apartheid de Israel” en los campus universitarios.