19-04-2017

En 2015, en siete de diez países europeos los judíos y musulmanes se vieron obligados a sobreponerse a actos de hostilidad en su contra

Fuente: Pew Research Center


En Europa en el año 2015 se produjo un aumento en los actos de hostilidad con motivo religioso, principalmente contra musulmanes en el continente, según un estudio del Pew Research Center (Centro de Investigación Pew) respecto a las limitaciones de origen religioso en el mundo. Los musulmanes sufrieron actos de hostilidad en su contra en siete de diez países europeos (71%), representando un  aumento frente al 58% del año anterior.

 

Paralelamente a África al sur del Sahara, Europa padeció el mayor aumento en relación al año anterior en actos de hostilidad contra musulmanes, cuando dos zonas mostraron aumentos del 13%. Pero la parte de los países africanos al sur del Sahara en actos de hostilidad contra musulmanes fue el segundo más bajo (38%) entre las cinco zonas evaluadas, mientras que Europa tuvo una mayor parte de frente a cualquier otra zona.

 

Al mismo tiempo, los actos de hostilidad contra judíos se mantuvieron altos en Europa: en el año 2015, en 33 de los 45 países del continente (73%) se produjeron incidentes de hostilidad contra judíos, un leve aumento frente a 32 países (71%) el año anterior.

 

Las actividades hostiles son definidas como actividades dirigidas contra grupos religiosos por parte de individuos y grupos sociales. Estas actividades pueden incluir retórica hostil, vandalismo y agresiones físicas. Estas se diferencian de las limitaciones gubernamentales a la religión, las que también aumentaron en el año 2015.

 

Ciertos actos de hostilidad contra musulmanes fueron consecuencia del tiroteo  ocurrido el 7 de enero de 2015, cuando dispararon en las oficinas de la revista de sátira francesa Chrlie Hebdo y el ataque terrorista del 13 de noviembre en la sala de conciertos Bataclan y en otros lugares en París. Por ejemplo, rituales musulmanes en la ciudad de Les Mans y Narbonne fueron atacados con granadas y disparos un día después del ataque en las oficinas de la editorial de Charlie Hebdo.

 

El ministerio del interior francés reportó que los incidentes contra musulmanes aumentos tres veces tanto en el año 1995 incluyendo casos de acusaciones, vandalismo y violencia contra individuos.

En Eslovaquia grupos políticos de extrema derecha organizaron protestas contra la “Islamización de Europa y Eslovaquia” y atrajeron según las estimaciones entre 3.000 y 5.000 personas en la capital Bratislava en el mes de junio.

 

Sentimientos parecidos resonaron en Polonia en el mes de noviembre, cuando los participantes en los desfiles del día de la independencia portaban carteles que decían “Polonia para los polacos” y “Parar la Islamización”

 

Actos de destacada hostilidad tuvieron lugar también contra judíos. En Rusia en el mes de abril, desconocidos dispararon hacia una sinagoga en construcción, rompieron ventanas e hicieron pintadas antisemitas. En Italia, 25 integrantes del movimiento neonazi Stormfront fueron llevados a juicio en el mes de julio debido a aparentes alegaciones de odio antisemitas, en otro incidente también en Italia en octubre, fueron pintados lemas antisemitas en las paredes hombres en de la universidad de Teramo durante la visita del embajador de Israel, quien se encontraba en el lugar en ocasión de inauguración de un curso sobre el holocausto.

 

Mientras tanto en Inglaterra, la Organización de Seguridad en la Comunidad (Community Security Trust) informó sobre 86 ataques antisemitas violentos. En febrero de 2015 un joven judío que usaba kipá fue atacado por dos Bélgica. Un mes después, atacantes en Ucrania golpearon con crueldad a un médico cirujano judío mientras gritaban en su contra retórica antisemita.