Polonia / 19-04-2017

Tres meses de cárcel por quemar un muñeco de judío. “Es un veredicto vergonzoso. Este juez debe renunciar a su puesto”

Fuente: Gazeta Wyborcza


Piotr Rybak quemó en el mercado de Bresláu (Wroclaw), un muñeco representando un judío . El veredicto es final e inapelable. En los considerandos de la sentencia, el juez Robert Zdych destacó que no hay ninguna duda que el hecho del acusado tiene carácter criminal. El dijo que “La conducta verbal y general del acusado indican su incitación al odio de origen étnico”. Y agregó a continuación “la quema el muñeco fue escogida inequívocamente contra personas pertenecientes al pueblo judío. Esto representa un recuerdo a los tiempos durante la segunda guerra mundial, el holocausto, la persecución a los judíos, lo que así debía ser según los sentimientos de personas de otro pueblo, hacer selección. Y esto sucede en Polonia donde sus habitantes recibieron por lo general “menciones de honor” (irónicamente mencionado por el juez –  las comillas pertenecen al traductor) por la manera en que trataron a los judíos durante la época de la segunda guerra mundial”.

 

“Este hecho muestra a Polonia de manera vergonzosa ante otros países. Esto muestra a los polacos como un pueblo que odia a extranjeros” fueron las palabras del juez.

Como lo destacara, debido a las consideraciones sociales no cabe otro castigo fuera de castigo de prisión. “Este castigo debe ser la expresión que este tipo de conducta no se acepte con tolerancia”, agregando al mismo tiempo que “el castigo de 10 meses de cárcel, que le fueron impuestos en primera instancia, no es un castigo demasiado duro. Aunque en este caso no se habla de la medida del castigo, sino de enviar una señal inequívoca que dice que conducta de este tipo será respondida categóricamente por el Tribunal” – aclaró el juez Zdych.  

 

Según el acusado, “éste es un veredicto vergonzoso. Este juez debe abandonar su puesto como juez de tribunal polaco” fue su comentario a los periodistas después de ser pronunciada la sentencia.

 

La sentencia pronunciada en primera instancia fue apelada por el fiscal y la defensa de inmediato. La defensa por parte del acusado apeló para su absolución, mientras la fiscalía pidió transformar los 10 meses de cárcel en trabajos en el servicio público.

 

En noviembre del año pasado el juzgado de Bresláu (Wroclaw), sentenció al mismo individuo con 10 meses de prisión. El juzgado destacó en su momento que cuando cometió la quema del muñeco representando al judío – el acusado se valió a los peores ejemplos y modelos nazis y agregó que el acto cometido no sólo representaba incitación al odio de judíos sino que también los  asustaba y amedrantaba.