Alemania / 26-03-2017

Estudio indica: Un cuarto de los alemanes – Antisemitas declarados

Fuente: ynet


“Entre el 20 – 25% de la población alemana expresan antisemitismo, cuando se trata de críticas a Israel”: hace ya 14 años que el profesor alemán Andreas Zick lleva a cabo estudios sobre el odio a extranjeros. El resultado de su último estudio – ocho décadas después del ascenso del régimen nazi – muy preocupante.

 

“Hay un aumento en el antisemitismo, especialmente en el movimiento derechista populista”, así lo determina en una entrevista en el estudio de Ynet. “Pero vemos también diferencias entre antisemitismo tradicional, que es bastante bajo y el antisemitismo moderno, en especial en lo que respecta a críticas hacia Israel, que se encuentra en fuerte aumento”.

 

Según el profesor Zick, “el antisemitismo conecta otras conductas de agresión. Nosotros la llamamos agresión basada en grupos y se conecta a la resistencia a inmigrantes.  En Alemania el antisemitismo está conectado a los sentimientos anti-islamistas”.  El dice, “esto puede explicar porque hay muchos crímenes de odio en Alemania. En Berlín por ejemplo, documentamos 500 ataques contra judíos en el año 2016. Esto puede ser explicado como consecuencia que los judíos no son considerados como parte integral de la sociedad sino como extranjeros”.

 

¿Basados en el estudio, diría que los judíos están en pewligro hoy en Alemania?

“Si, peligro inminente y viene de lugares muy extraños. Hay antisemitismo dentro de la población central, como dije, hay antisemitismo moderno que se expresa como oposición contra Israel y hay también antisemitismo musulmán por parte de la comunidad musulmana extremista”.

 

El profesor Zick recuerda que “hubo varios ataques en Alemania efectuados por Juhadistas contra población alemana y su ideología es bastante antisemita. Por lo tanto también hay peligro para la comunidad judía en Alemania, según los estudios que efectuamos sobre la captación de riesgo. Esto limita la vida social normal”.

 

El profesor presentó su estudio en la Kneset en el marco de su participación en el congreso internacional de “Industria del odio” llevado a cabo el año pasado en el Instituto “Mesua” en Tel Itzjak. El determinó que ésta no desaparecerá incluso que a veces se equivocan pensando que la derecha europea se volvió proisraelí debido al odio a los musulmanes. “Esto no limita el antisemitismo contra judíos en el país, de manera que la situación es complicada”.