Estados Unidos de América / 02-03-2017

Según el Departamento de Policía de Nueva York (NYPD por sus siglas en inglés), los delitos por odio antisemita en la ciudad aumentaron el 94% en un año

Fuente: nbcnewyork


Hasta ahora, al menos 100 Centros Comunitarios Judíos han sido amenazados, incluyendo instalaciones en Westechter y Staten Island.  

 

Las fuerzas y cuerpos de seguridad de la ciudad de Nueva York dijeron que ésta ciudad está experimentando un aumento dramático en los delitos por odio.

 

Robert Boyce, el jefe de detectives de NYPD comentó en rueda de prensa llevada a cabo el miércoles que los delitos por odio antisemita se incrementaron en un 94% desde febrero último, intensificando el número de delitos por odio antisemita en toda la ciudad de Nueva York. El mismo cree que esto obedece en parte a un patrón a escala nacional.   

 

El Intendente Bill de Blasio dijo que el departamento ha recibido varias amenazas antisemitas “muy problemáticas”, pero cada amenaza es evaluada “de manera muy enfocada” y tomando las medidas necesarias. Agregó que la “atmósfera de odio” acrecienta en forma generalizada los actos de discriminación.

 

Él intendente dijo también que ”no aceptaremos antisemitismo en este país, pero el trasfondo es preocupante”. “Una atmósfera de odio ha sido fomentada en los últimos meses en EE.UU., debemos detenerla”.

 

El Jefe de Departamento de NYPD, Carlos Gómez declaró que para combatir el aumento en delitos de odio ha sido incrementada la presencia policial en los centros y lugares de culto. Como precaución adicional, habrá un aumento de la seguridad durante la festividad de Pesaj.

 

Una ola de amenazas dirigidas a Centros Comunitarios Judíos (JCC – por sus siglas en inglés) ha dejado a miles de personas en estado de tensión desde los inicios de 2017. Las amenazas a los JCCs se produjeron en por lo menos cinco estados, incluyendo Nueva York, provocando incluso evacuaciones el 9 de enero.

 

La Asociación Centros Comunitarios Judíos nacional comentó al canal de noticias NBC el lunes que al menos 20 centros y escuelas diurnas fueron el objeto en una nueva ronda de amenazas. La policía informó que entre los lugares amenazados se encontraron instalaciones en Pensilvania y en el área de la ciudad de Nueva York, como en la zona de Plainview, donde alrededor de 400 personas incluyendo 200 niños en edad preescolar se vieron forzados a abandonar el edificio.